Saltear al contenido principal
| TELÉFONO (56) 22 399 9600 | contacto@fundacionsanjose.cl |

Un extenso y esclarecedor debate se vivió la tarde del lunes 7 de septiembre en el marco del Seminario “El tiempo de los niños: Tensiones y desafíos ante la nueva ley de adopción” organizado por Fundación San José y el Centro UC de la Familia, al que asistieron más de 400 personas entre estudiantes, docentes y miembros de la sociedad civil.

En el encuentro, en el que participaron como oradores la abogada, docente de Derecho UC e investigadora del Centro UC de la Familia, Carolina Salinas; el director de Innovación y Estudios de la Fundación Ideas para la Infancia, Esteban Gómez; el director de Casa del Cerro, Matías Marchant; la directora ejecutiva de la Fundación San José, Ximena Calcagni; Alejandra Valencia, jueza del Primer Juzgado de Familia y Carmen Domínguez, abogada y directora del Centro UC de la Familia, se delinearon los principales desafíos que como sociedad tenemos al enfrentar una reforma a la ley de adopción.

La abogada Carolina Salinas dio inicio al seminario con un recorrido por los cambios y  significados que ha tenido la ley de adopción a lo largo de su historia. Recordó que ante las actuales modificaciones que se busca introducir a la actual Ley 19.620, la finalidad de la adopción es proteger a la infancia desvalida dotándola de una familia estable en la que el niño pueda crecer y desarrollarse y que, en Chile, la inhabilidad parental está presente en alrededor del 80% de las declaraciones de susceptibilidad de adopción. Además, esbozó ciertas críticas al proyecto de ley conocido a la fecha y las indicaciones presentadas por el Ejecutivo, por contener contradicciones con el mensaje que se quiere entregar.

En tanto, Esteban Gómez hizo hincapié en la importancia de otorgar competencias parentales antes de evaluar la idoneidad de los postulantes a adoptar un niño,  ya que en Chile la metodología de evaluación es algo muy poco desarrollado. “Es injusto inhabilitar a padres que por sus condiciones no tuvieron las oportunidades de adquirir tales competencias”, señaló.

En tanto, la directora ejecutiva de la Fundación San José, Ximena Calcagni abordó el tema desde la experiencia de la Fundación que lleva más de 20 años trabajando por la adopción en nuestro país, y fue enfática en señalar que todo este proyecto debe poner al centro de la discusión a los niños y no los derechos de los adultos. “Hay un 33% más de solicitantes idóneos que niños declarados susceptibles”, dijo. Además, aprovechó de derribar el mito de que la vulnerabilidad está relacionada directamente con la pobreza: “La pobreza no es homologable a la vulneración. Hay familias pobres que crían y educan a sus hijos con apegos sanos”, afirmó categóricamente.

Por su parte, Matías Marchant, recalcó la importancia de agotar todas las instancias con la familia de origen previo a iniciar un proceso adoptivo. Mientras que Alejandra Valencia, jueza del Primer Juzgado de Familia,  dijo que “debe tenderse a la preferencia por la familia de origen y a la necesidad de mantener celeridad en los procedimientos de adopción”, aunque señaló que el proyecto actual sí da preferencia  a la familia de origen reivindicando el derecho de los niños a ser escuchados, y en el caso de los adolescentes, a consentir su proceso de adopción. Afirmó que con este proyecto “se reconoce más adecuadamente el derecho del niño a ser oído y su autonomía progresiva al permitir la búsqueda de sus orígenes”.

Con respecto al proceso de adopción, Marchant afirmó que, en beneficio del conjunto de las personas involucradas en él, “no deben existir sobre idealizaciones de la familia adoptiva ni sobre devaluaciones de la familia de origen”. A lo que Esteban Gómez, agregó: “Este es un proceso complejo para todos los padres, y  en el caso de los  padres adoptivos es aún mayor, el sistema no ha visto con mayor claridad este punto. El problema radica en que las discusiones no ponen en centro al niño”, un aspecto en el que todos los panelistas estuvieron de acuerdo.

Por último, Carmen Domínguez, directora del Centro UC de la Familia, se refirió al fin al orden de prelación, uno de los asuntos medulares propuestos en esta reforma. “El presidente de la Comisión de Familia manifestó que la reforma crucial es al orden de prelación, no otros”, refiriéndose a que nuevamente en el centro de la discusión están los adultos y no las necesidades de los niños. “¿Qué razones llevan a cuestionar el orden de prelación?, sólo se podría especular, pues no hay fundamentación en el proyecto. La preferencia por una determinada estructura familiar no es arbitraria si tiene relación con el interés superior del niño”, concluyó.

Las ponencias del Seminario “El tiempo de los niños: Tensiones y desafíos ante la nueva ley de adopción”, organizado por Fundación San José y el Centro UC de la Familia, se reunirán en una publicación que será próximamente editada.

20150907_155956

19

 

 

 

13794

102

 

 

 

 

 

 

 

142

130

 

 

 

 

 

145

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver arriba